17 may. 2016

{Concurso} Crea tu propio personaje: ¡Vota tu favorito!


Entrada conjunta
Morado: Neko-chan
Azul: Miku

Hi mis otakus (≧ω≦). Después de esperar mucho tiempo, por fin he decidido que de comienzo las votaciones. 

Aunque solo sean 3 personas (doy gracias a ellas por participar (。♥‿♥。)) esta bien ya que son 3 premios.

Miku esa era mi frase (॓_॔).

Jejejejjej lo siento (~ ̄▽ ̄)~. Pero tenía que aparecer, ya que si no la gente se olvida de mi.

La gente ya se olvido de ti Miku, ya que ya no publicas entradas, seguramente ya se crean que yo soy la única que lleva el blog (-’_’-).

... (╥_╥) *se va a llorar a un rincón*

Uff no se que voy a hacer contigo (︶︹︺). Bueno, realmente estoy orgullosa de este concurso, aunque no ha salido tan bien como esperaba. Pero pasado pasado está, así demos paso a la presentación de personajes .

¡Sí, demos comienzo!

Que rápido te recuperas ¿no?

Sí, soy una mujer fuerte (╹◡╹)凸.

Mm... mejor demos comienzo ya (ノ◕ヮ◕)ノ*:・゚✧


Personajes




Nombre: Daniel
Edad: 25
Gustos: La pizza de cuatro quesos, Pink Floyd, baloncesto, componer música, navegar por internet...

Daniel es... normal. Todo en él es normal. Si le hubieras conocido hace unos 15 años atrás, a lo mejor su labio perforado, al igual que su ceja y sus orejas, te hubieran impresionado. Pero tampoco, porque hace 15 años, Daniel solo tenía 10, y al igual que ahora, también era normal. Un chico normal, con gustos normales y apariencia normal. 

Pero volvamos al Daniel del ahora. Un Daniel de 25 años, dependiente de la tienda de 24 horas de la esquina en el turno de mañana, y guardián de la tienda de música dos calles más abajo los fines de semana. Sí, esa tienda. La que está el 90% de las veces vacías y en la que no compra "ni el tato". ¿No sabías que había una tienda en esa calle? Pues ahora lo sabes.

Daniel no es muy fiestero, pero tampoco aburrido. Le gusta tomar alguna que otra cerveza con sus amigos, sobretodo en el bar de la avenida, con música rock de los 80. Empezó al principio con solo el piercing en el labio a los 19. Ahora con 25, hay un total de 7. Por ahora todo normal en él. 

Sus gafas, por falta de vista desde los 8 años. No por la moda de usar gafas de pasta sin graduación. Pero a día de hoy, sigue sin acostumbrarse a la presión de esta en el puente de la nariz, así que no es de extrañar que le veas con una tirita en más de una ocasión. Tiene la cara pecosa, herencia de su madre. Pero al coger sol, estas no se notan tanto. No como en invierno, que está más blanco que un fantasma.

Adora las pizzas, en especial la de cuatros quesos. Pero come casi de todo. Como buen amante de la música, compone alguna que otra cosa en sus tiempos libres. Bueno... quien dice componer, dice mezclar una que otra pista en el programa de música de turno. Cuando algo le convence, lo sube a su cuenta de Youtube, Instagram, Facebook, Google + y demás redes sociales que se te ocurran. Como dije, una personal normal, con gustos normales, que hace cosas normales. O eso es lo que él piensa.

Lo que no sabe, es que le han visto regalándole un chupete a un niño que no paraba de llorar en la cola de la compra, o que se pasa la mayor parte del tiempo en la tienda de música ordenando los CD y quitando el polvo. Que más de un amigo se ha enganchado al grupo Pink Floyd gracias a sus sugerencias, al igual que a la pizza de cuatro quesos. Que a pesar de su apariencia pasota y solitaria, es un buen amigo, al que le gusta reír y estar con los que les importa. Sí, puede que sea normal. Pero así es Daniel.






Nombre: Prue
Edad: 18 años
Historia: Es hija de una prostituta. Su madre la vendió para obtener su libertad, dejándola a ella rellenar el espacio faltante. No conoce a su padre, ni si quiera, tiene una pista de él, pues, su madre siempre le dijo que no se acuerda quién fue. Más, a ella no la afecta en lo absoluto. Aprendió que las cosas de la vida ayudan a fojar el caracter.

Es una muchacha considerada una Revlov, personas especiales que manifiestan poderes, por eso, lleva una tiara que los suprime para que no causa estragos en el mundo. Esta tiara no se puede quitar más que por un miembro del consejo, causando una leve descarga en su portador si intenta deshacerse de ella. Más, algunas, no llegan a suprimir del todo las habilidades, permitiéndole a Prue volar.

Tiene mal caracter. Puede ser bastante respondona sin importarle quién sea quién le enfrente, si cree que está mal, está mal. Si no le gusta, no le gusta, le pese a quién le pese, lo que le ha traído más de un problema porque tiene la habilidad de no saber cuándo quedarse callada y evitar problemas. Es solitaria y aunque no le cuesta contar lo banal de su vida, le cuesta abrirse a sensaciones más profundas por el hecho de no haberlas experimentado nunca al haber crecido sin hogar, sin madre y sin nadie que le enseñara lo que es sentirse querida. Suele reprimir cualquier tipo de emoción aunque a veces, le cueste, especialmente, identificarlas al tener por conocidas muy pocas.








Su nombre es Peppy (no soy buena a la hora de elegir nombres), una chica que trata de ser ella misma.
A sus recientes 18 años se muda repentinamente a un pequeño, descuidado y gris departamento lejos de su ciudad natal. En ese inesperadamente pequeño departamento lo unico que puede ver desde su ventana son otros balcones y ventanas (igual de grices), tiendas con carteles de neón un poco rotos, gente caminando apurada... Nada interesante.
La razon de la mudanza fue que en su escuela hubo un incidente... provocado por ella.
**

En ese lugar era considerada una chica rara por llevar su pelo de rosa, usar polleras viejas y, más que nada, porque se encontraba siempre sola en lugares donde no hubiera mucha gente, para asi poder dibujar cualquier cosa que se le cruzara por la cabeza.
No era muy amigable con cualquiera que se le rondara, ya que para lo único que se le acercaban era para burlarse de su aspecto o de su soledad... Con el tiempo aprendió a formar una escudo sobre ella... pero ese escudo se apoderó completamente de su ser.
Estaba sola por dentro, pero su rostro mostraba lo contrario.
Hubieron muy pocos que en serio querian conocerla pero ella los rechazó completamente, no confiaba en nadie.

Pero un dia.... ella decidió abrir su cuaderno en una hora libre durante las clases, nunca antes lo habia hecho ya que el barullo que hacian sus compañeros la hacia querer arañarse la cara y no podia sentirse para nada tranquila, pero ese dia habia llevado un reproductor de música consigo misma. Puso la música lo más alto posible y se puso a dibujar, ignorando a los demas.
Todos sus compañeros estaban literalmente apartados de ella, en la otra punta del salon. En su interior agradecia que hicieran eso ya que no queria que se le acercaran ni un milimetro.

Estaba dibujando de lo más tranquila cuando quiso salir por un momento al baño, guardó todas sus cosas sobre la mesa en la mochila (por las dudas de que alguien tomara algo) y se fue...... pero no contó con que aun asi sus compañeros, más que nada las chicas que más sobresalian en bellaza y carácter en toda el aula (y colegio), decidieron ir por sus cosas y revisarlas.
Tiraron algunas cosas por la ventana, metieron papeles abollados dentro.... hasta que llegaron al famoso cuaderno...

Lo abrieron y empezaron a comentar sobre sus dibujos, algunos admitieron que dibujaba bastante bien pero... eso no los iba a detener a pensar en que podria ser una chica interesante, ellos no podian dejar resbalar su máscara hipócrita ante los demas, todos tenian que estar al mismo nivel en opiniones, gustos y pensamientos, y el que queria opinar distinto tenia que ser eliminado. Nadie podia ser uno mismo, era una jaula que ellos mismos crearon y de la que no podian salir...

No tardaron un segundo en pensar en lo que podrian hacer con aquel cuaderno, lo agarraron y empezaron a rayarlo completamente, rompieron algunas hojas y hasta lo escupieron. Todos reian y querian participar en la destrucción...
Habia uno vigilando la puerta para ver si venia Peppy, y cuando le aviso a todos que se estaba aproximando, se apresuraron a guardar lo poco que tenia en su mochila, y volvieron a sus asientos riendo entre dientes.

Peppy se sentó en su silla y vio que en su mochila faltaban cosas y habia basura. Empezó a ponerse nerviosa porque lo primero que pensó fue en su preciado cuaderno.... y al llegar a él... vio que por fuera estaba todo doblado, y dentro de él estaba mucho peor. Estaba petrificada.
Todos empezaron a reir a carcajadas al ver su cara.
Peppy no tenia otra cosa en el mundo donde plasmar como se sentia mas que en su cuaderno.... sus pensamientos, sus dibujos... todo eso estaba destruido.
Su vista se nubló completamente, las carcajadas de sus compañeros era lo único que rebotaba en su cabeza.... No estaba pensando claramente, no se le ocurria forma de expresar su furia y desgracia.

Y en medio de su desdicha, una de sus compañeras (la que más mandaba al resto) se le acercó para soltar alguna que otra estupida palabra para burlarse aun más de ella...... pero Peppy no soportó tener su armadura y explotó. Se levantó rapidamente de su asiento y apretó el cuello de la chica, la tiró al suelo golpeandole muy fuerte la cabeza por el impacto de la caida.
Peppy seguia apretando su cuello sin importarle los tironeos que la chica le hacia a sus brazos, la ira que tenia hizo que tuviera más fuerza que su compañera.
Los demas estaban asustados al ver esa reacción, pero uno se acercó rapidamente a ellas para separarlas... pero era inevitable, Peppy tenia más fuerza.

Empezaron a gritar algunas chicas pidiendo ayuda hasta que se presentaron rápidamente unos profesores. Las separaron con todas sus fuerzas, llamaron a una ambulancia y a los padres de ambas.
Peppy seguia exasperada por lo que habia pasado, pero sentió que hizo algo bueno para si misma.
Y al final.... lo mejor que pudieron hacer en el colegio fue expulsarla por completo.
Gracias a Peppy, sus padres empezaron a tener mala reputación, siendo señalados como malos padres o que habia violencia en su casa....
Tantos rumores y desconfianzas hicieron que se mudaran lejos, muy lejos, en un lugar en donde no sepan sobre ellos y los aceptaran nuevamente....
**

Peppy podia ver otras cosas desde su ventana ademas de otros departamentos, podia ver que todos eran distintos entre si, que no habian jerararquias que seguir, que podia ser ella misma estando en un lugar nuevo...
Agarró un nuevo cuaderno y empezó a dibujar.



Y listo, estos son todos los personajes. Espero que votéis a vuestro favorito. Nos leemos. ¡Bye bye!



4 comentarios: